Objetivos propuestos en Oshozi

Una vez descritos los fundamentos que han motivado este trabajo, como se ha expuesto en el capítulo anterior (ver Capítulo 1), a continuación se describe y explica el objetivo general de este TFG , así como su alcance. Para poder medir la consecución del objetivo general o principal se han definido una serie de subojetivos u objetivos específicos que son los que han guiado de una manera u otra todo el desarrollo del trabajo en cuestión.

Objetivo general

El objetivo principal de este proyecto es el de crear un sistema de seguridad multiplataforma, desde el punto de vista de la operabilidad por parte del usuario final, que permita gestionar elementos de detección y actuación de grado 2 y grado 3 de una forma cómoda, sencilla e intuitiva.

Para ello, y complementando esta idea, se creará una solución sobre hardware de bajo coste, libre y de propósito general, con el fin no solo de hacer más asequible la implantación en un entorno real, sino también facilitar la adaptación e integración de cualquier otro dispositivo que comparta la misma arquitectura o diseño base.

Objetivos específicos

Para poder cumplir el objetivo general marcado y obtener un sistema como el descrito, se definen una serie de objetivos específicos funcionales.

Tolerancia a fallos

El sistema debe de ser capaz de tener una arquitectura tolerante a ciertos fallos como puedan ser la caída de la aplicación de gestión o la de una de las controladoras de sensores, dando al usuario final o al administrador del sistema, información de lo que acontece y ha acontecido a través de logs o de la visualización en tiempo real de mensajes por consola.

Capacidad Integradora

Este es uno de los aspectos más importantes del desarrollo de la aplicación, pues expuestas las necesidades que motivan el mismo, una de las más importantes es dar una solución abierta que permita la gestión de diferentes elementos y subsistemas de seguridad, propios o de terceros.

Auteticación

La autenticación es un objetivo esencial dentro de cualquier concepto que incluya la palabra seguridad. Aunque su alcance pueda ser bastante amplio en cuanto a los niveles en los que se pueda implantar, para nuestro trabajo se considera fundamental su uso en la aplicación de gestión. Como complemento a esta idea también se aplicará a algunos de los mecanismos desarrollados que permitirán la integración de terceros y de otros elementos o subsistemas de seguridad. Este objetivo persigue la consecución de al menos dos roles de usuarios, el de administrador, con control total sobre toda la arquitectura y componentes desarrollados y el de operador, con únicamente capacidad de gestión sobre la información gestionada por la aplicación web.

Estados bien conocidos y definidos

El sistema debe ser capaz brindar información actualizada y veraz sobre el estado de cada uno de los sensores y además deberá discernir entre los estados de alarma, reposo, sabotaje, cortocircuito y enmascaramiento del sensor, en caso de que este disponga de esta última opción.

Interfaz amigable

Nuestro sistema de seguridad deberá contar con una interfaz de usuario sencilla, cómoda e intuitiva, que permita al operador final de un vistazo comprender qué incidencias han tenido lugar y en que estado se encuentra la instalación en ese momento.

Relación de costes bajo

Dada la índole de este trabajo y las características del mercado, es fundamental conseguir
que el despliegue de lo que sería la electrónica de gestión del sistema, no los sensores, de
una intalación de 1 a 6 elementos no exceda los 120e en costes. De igual manera que se
pudiese mejorar la proporcionalidad de esta cifra para instalaciones medias entre 7 y 35
elementos.